Close

Not a member yet? Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Forgot your password?

Definiciones Básicas

Infarto:

El término infarto agudo del miocardio (frecuentemente abreviado como IAM o IMA y conocido en el lenguaje coloquial como ataque al corazón, ataque cardíaco o infarto) hace referencia a un riego sanguíneo insuficiente, con daño del tejido, en una parte del corazón (agudo significa súbito, mio músculo y cardio corazón), producido generalmente por una obstrucción en una de las arterias coronarias, aunque también puede ser producido por flujo sanguíneo lento, fenómeno de “robo coronario” o por consumo de algunas drogas.

Angina de pecho (Angor, Angor Pectoris):

Se conoce así al dolor del pecho producido por la falta de riesgo sanguíneo, generalmente de carácter opresivo, localizado en el área retroesternal ( el “centro” del pecho), El término proviene del griego ankhon, estrangular y del latín pectus, pecho, por lo que bien se puede traducir como una sensación estrangulante en el pecho.

La isquemia o suministro deficiente de oxígeno que resulta de tal obstrucción produce la angina de pecho, que si se recanaliza precozmente no produce muerte del tejido cardíaco, mientras que si se mantiene esta anoxia se produce la lesión del miocardio y finalmente la necrosis, es decir, el infarto.

Hipertensión:

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias. Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, una presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg, están asociadas con un aumento medible del riesgo de aterosclerosis y por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente significativa.

La hipertensión es una enfermedad asintomática y fácil de detectar; sin embargo, cursa con complicaciones graves y letales si no se trata a tiempo. La hipertensión crónica es el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, así como para la enfermedad cerebrovascular y renal.2

Arritmia:

Una arritmia es cualquier trastorno en los latidos o el ritmo del corazón. Significa que el corazón late demasiado rápido o demasiado lento o que tiene un patrón irregular. La mayoría de las arritmias resultan de problemas en el sistema eléctrico del corazón. Si su arritmia es seria, es posible que necesite el implante de alguno de éstos dos dispositivos debajo de su piel: un marcapasos cardíaco o un desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés).

Síntomas:

Palpitaciones, mareo, síncope, dolor torácico, pérdida de conocimiento.

Cuando el paciente tiene síntomas, el diagnóstico se hace generalmente por medio de electrocardiograma.

Otro método es el Holter de 24 horas, un registro electrocardiográfico ambulatorio que capta los latidos del corazón durante uno o más días.

En casos excepcionales, cuando los especialistas sospechan que la arritmia puede ser peligrosa, al paciente se le coloca un Holter implantable que detecta las arritmias durante un año.

Si las arritmias tienen relación con el ejercicio físico es necesario realizar una prueba de esfuerzo.
Cuando el electrocardiograma no es suficiente, en ocasiones puede ser necesario realizan un estudio electrofisiológico de la conducción intracardiaca mediante catéteres que se introducen por una vena o una arteria

Marcapaso:

El marcapaso es un aparato electrónico que se coloca quirúrgicamente en el cuerpo para regular los latidos del corazón.

El marcapaso tiene 2 componentes: un generador de impulsos eléctricos o “pila” y unos cables aislados. Algunos marcapasos tiene 1 cable y otros tienen 2 cables.

El generador de impulsos eléctricos es una pequeña caja de metal que contiene un microchip electrónico muy pequeño y una batería. La batería provee la electricidad y el microchip electrónico actúa como un programa de computadora.

El chip electrónico percibe el latido del corazón y después manda las señales eléctricas necesarias para regular los latidos y mantener un ritmo normal.

 

marcapasos

 

Disautonomia.

La disautonomía se refiere al grupo de trastornos provocados por un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo. No es contagioso. Dentro de este nombre genérico se incluyen el síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS en sus siglas inglesas), el síncope de origen neurocardiogénico, la intolerancia ortostática (OI), la hipotensión mediada neuralmente, el prolapso de la válvula mitral, el fallo autonómico puro (FAP), la inestabilidad autónoma y cierto número de enfermedades menos conocidas.

Durante el siglo XIX y comienzos del siglo XX, se diagnosticó “neurastenia” o “sistema nervioso débil” a pacientes que en casi su totalidad eran mujeres. Dichos pacientes presentaban fatiga, debilidad, mareos y desmayos. La prescripción de los médicos en estos casos era simplemente guardar cama. Aunque algunos pacientes murieron, la mayoría se recuperaron. Se considera ahora que estas personas sufrían los efectos de un desorden del sistema nervioso.

Cómo confirmar el diagnóstico de la disautonomía:

Esto se hace con una prueba llamada Tilt Test, éste se hace en un departamento de Cardiología.

Para esto se coloca a la persona en una cama por unos 15 minutos, se le toma el pulso y la presión frecuentemente y después se coloca la cama verticalmente en 70°.

La persona está sujeta a la cama par amarras, en posición de pie, afirmando los pies en la repisa, pero sin moverlos.

La prueba dura una hora, o menos si la presión baja sustancialmente o la persona se marea o tiende a desmayarse. La prueba es positiva si la presión arterial desciende y la persona se siente débil y se le reproducen sus síntomas.

Síncope:

Literalmente: “desmayo”.

El síncope es una pérdida transitoria del conocimiento y el tono postural a consecuencia de una disminución en el flujo sanguíneo cerebral que se acompaña de una recuperación espontánea.

Puede presentarse en forma súbita, sin advertencia, o ir precedido de síntomas de desvanecimiento (“presíncope”), como son mareo, lipotimia, una sensación de calor, diaforesis, náusea y visión borrosa que en ocasiones antecede a la ceguera transitoria.

Cateterismo Cardíaco:

Es un procedimiento que consiste en pasar una sonda delgada y flexible (catéter) hasta el lado derecho o izquierdo del corazón, por lo regular desde la ingle o el brazo.

El catéter se desplaza cuidadosamente hasta el corazón utilizando rayos X en vivo como guía. Luego, el médico puede:

  • Tomar muestras de sangre del corazón.
  • Medir la presión y el flujo sanguíneo en las cámaras del corazón y en las grandes arterias alrededor de éste.
  • Medir el oxígeno en diferentes partes del corazón.
  • Examinar las arterias del corazón.
  • Llevar a cabo una biopsia en el miocardio.

El examen puede durar de 30 a 60 minutos. Después del examen, se retira el catéter. Si el catéter se coloca en la ingle, por lo regular le pedirán que se acueste boca arriba durante unas cuantas horas después del examen para evitar el sangrado.

Estudio Electrofisiológico:

Es un examen para observar la actividad eléctrica del corazón. Esto le permite a los médicos detectar latidos cardíacos anormales o arritmias.

El médico limpiará el área de la ingle y aplicará un medicamento insensibilizador (anestésico). El cardiólogo colocará luego varias vías intravenosas en el área inguinal. Una vez que estas vías intravenosas estén en su lugar, se pueden pasar electrodos o alambres a través de ellas hacia el cuerpo.

El médico utiliza imágenes radiográficas en movimiento para guiar cuidadosamente el catéter hasta el corazón y colocar los electrodos en las áreas apropiadas.

Los electrodos detectan la actividad eléctrica del corazón y se utilizan para revisar el sistema eléctrico de dicho órgano.

  • Se pueden emplear señales eléctricas para hacer que el corazón se salte latidos o produzca un ritmo cardíaco anormal. Esto puede ayudarle al médico a entender más acerca de lo que está causando el ritmo cardíaco anormal o dónde está empezando éste en el corazón.
  • También se pueden usar ciertos medicamentos para el mismo propósito.